TagLine

A Free Template From Joomlashack

A Free Template From Joomlashack

Headerounded

Formando Discípulos PDF Imprimir Correo electrónico
Valoración de los usuarios: / 1
PobreEl mejor 
Lunes 01 de Septiembre de 2008 07:00

Crecimiento por Medio de la Administración Eficaz


“No decís vosotros: Aun faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega”(Juan 4:35) “Alzad vuestros ojos “ Jesús hablaba de una cosecha espiritual. El Maestro deseaba que sus seguidores miraran hacia arriba. “ Levantad los ojos “ renovad vuestra visión, por que los campos están blancos para la cosecha Y podría haber dicho: Contemplad el gran potencial de vuestro ministerio.

Nunca ha habido tanta gente en el valle de la decisión como ahora, esperando que alguien les lleve las buenas nuevas de salvación. Y nunca Satanás ha trabajado con tanta vehemencia para enceguecer la visión espiritual de tanta gente. Otras iglesias cristianas, semicristianas, y paganas envían a sus miembros de casa en casa a sembrar cizaña de enseñanzas humanas desprovistas de base bíblica.

¿Qué sucede mientras tanto con las fuerzas de avanzadas de la iglesia? ¿Que sucede con el ejercito compuesto por pastores, dirigentes laicos, y miembros de la iglesia, que debiera avanzar con fuerza arrolladora llevando en alto el estandarte glorioso del Salvador? Ese ejercito no existe en algunas iglesias. En otras esta desorganizado y carente de empuje. Y en algunas realizan una obra rutinaria y poco eficaz. Esto puede resumirse en esta expresión, deficiencia de organización.

 

¿Cómo califican los expertos su congregación?

Según los estudios del crecimiento de las iglesias, el cuadro siguiente ofrece una perspectiva sólida y realista de la condición de una congregación o denominación:

  • 2.5% anual: Crecimiento biológico, por inercia, vegetativo
  • 5:0% anual: Indica pobreza espiritual
  • 10% anual: Iglesia espiritualmente sana, vigorosa
  • 20% anual: Excepcional vigor y riqueza espiritual

¿Cómo Crecemos nosotros en el mundo?

Año

Bautismos

%

Crecimiento
2002 12,894,015 7.96% 4.65% al año
2003 13,406,554 7.79% 3.98%al año
2004 13,936,934 7.69% 3.96%al año
2005 14,399,072 7.59% 3.32% al año
2006 15,115,806 7.69% 4.98% al año

 

 

Estas cifras nos muestran el crecimiento anual de una congregación de 100 miembros a través del mundo, ¿es bueno, regular, para la inversión de tiempo, dinero, durante un año?. La respuesta debe ser una reflexión muy personal.

Puede ser que su, o sus congregaciones estén sobre estos porcentajes, si esa es la realidad la gloria sea para nuestro Dios.

Si supiéramos que Cristo viene dentro de un año. ¿Qué tendríamos que hacer?

Esta pregunta la he hecho en muchas iglesias donde he presentado este seminario, las respuestas son valederas y respetables, como las siguientes: estar preparados, hacer más trabajo misionero, arreglar nuestra vida espiritual, consagrarnos, ser más espirituales, cumplir con nuestros deberes como miembros, necesitamos más oración, ser fieles en devolver nuestros diezmos y ofrendas, recibir el bautismo del Espíritu Santo. Les menciono, lo que han dicho es importante y necesario; pero falta algo, algo muy importante, sin dejar de hacer lo que se ha mencionado.

Aunque nadie sabe la hora, ni el día de su venida, las señales que estamos viendo, viviendo y escuchando nos muestra que él viene muy pronto.

1. Desastres naturales, inundaciones, terremotos, incendios, maremotos, huracanes y cada día son mayores.

2. Maldad en aumento, crímenes, asaltos, suicidios, robos etc.

3. Aumento de la ciencia: el conocimiento del hombre se duplica cada año. Con esa información y la revelación que tenemos en la Palabra de Dios, no podemos dudar que su venida esta a las puertas, llegara el día que estaremos a un año de nuestra anhelada esperanza, eso significa que tendremos un año para terminar la misión ¿Qué tendríamos que hacer? Deberíamos contestar esta pregunta con mucha responsabilidad y seriedad.

4. La guerra es la metáfora de la vida sobre este planeta en estos días, son las noticias de cada día de los periódicos y la televisión.

Como cristianos somos un pueblo de paz, Dios que nos trajo a la existencia es un Dios de paz. La trágica realidad es que hoy seguimos en guerra, y eso quebrantó el corazón de Dios hace mucho tiempo.

Esta guerra comenzo en el cielo entre Cristo y Satanás. Dice su Palabra “ Miguel y sus Angeles luchaban contra el Dragón y sus Angeles... y fue lanzado fuera el Dragón” Apc 12: 7-9. Nuestro Dios que ama la paz, conoce la tragedia de la guerra más que ningún otro ser del universo. Recordemos lo que Dios dice en la metáfora de la guerra escrita por el profeta Ezequiel en su libro cap 33: 1-9, para entenderla mejor, permitan me parafrasear estos textos de una perspectiva de misión.

“Si yo digo que el mundo se va a terminar pronto y ustedes hacen sonar esa alarma como mis centinelas en los muros de esta civilización, entonces cumplen mi misión. Si el mundo responde a esa invitación, todo el cielo se regocijara por los pecadores que serán salvados. Pero si el mundo rechaza el llamamiento que yo les hago a traves de ustedes, es un asunto que yo arreglare con cada individuo personalmente.
Si ustedes como centinelas, no dan la señal de alarma acerca de esta catástrofe venidera a los habitantes de esta tierra, entonces estarán abandonado la misión que les he dado, si las personas que podrían haber oído la advertencia se pierden porque ustedes no dieron la alarma y no dieron a conocer mi último llamamiento a la tierra, entonces los haré responsables de esa perdida”.

La responsabilidad que Dios pone en nuestros hombros de la evangelización es una misión imposible humanamente. Me sentía incapaz, no sabía como cumplir con esa orden, necesitaba su ayuda. Con esa gran preocupación, cada mañana salía al sitio de oración que había elegido, muchos días clame a mi Dios que me diera la respuesta a esta a esta gran preocupación ¿Cómo pueden mis iglesias cumplir ese mandato? La respuesta tan anhelada llegó, mientras descendía de la montaña Dios me hablo, escuche su voz, cuando regrese a casa estaba emocionado y le dije a mi esposa, Dios me hablo hoy, me dijo “necesitas organizar a tus líderes, y formar discípulos” Esas eran las palabras clave que necesitaba. Formar y ORGANIZAR.

Debemos preguntarnos como soldados de Cristos, que somos ¿miembros o discípulos? ¿Estamos preparados?, ¿ Estamos organizados cómo un verdadero ejercito?, ¿ Estamos cumpliendo el deber asignado por el general en jefe Cristo Jesús?. Si hubo una hora en la historia de este mundo cuando esta comunidad apocalíptica de fe profética debiera levantarse y aprovechar el corto tiempo que tenemos para terminar la misión encomendada, es ahora. Es casi medianoche, pronto amanecerá, veremos venir a nuestro general en su caballo blanco” Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre “REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES” Apc. 10:16, el mensaje de Ezequiel es claro. Dios nos esta llamando a proclamar tanto las buenas nuevas de su perdón a toda la raza humana,.como la urgente invitación a aceptar estas buenas nuevas mientras todavía hay oportunidad.

Que gran privilegio tenemos. Por eso él dejo una maravillosa promesa “ Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” Mateo 6:33.

Es muy frecuente escuchar que los miembros piden muchas cosas a Dios. Por favor dame un mejor trabajo, necesito una casa para mi familia, restablece mi salud y muchas cosas más. Si tienes que pedir estas cosas no debes tenerlas. La razón porque no las tienes, es por que no estas buscando primero el Reino de Dios.

Jesús vino y nos dejo una orden, un mandato y nos dice. Yo soy el comandante en Jefe de los ejércitos de Dios. Debo conquistar este mundo para mi Padre y a ustedes los dejo a cargo de este planeta. Tienen que ir por todo el mundo y hacer discípulos, bautizándolos y enseñándoles que obedezcan mis mandamientos. Me voy, adiós. Hagan un buen trabajo.

Esto significa que mí sentidos de los valores necesitan un cambio radical. Si soy un estudiante, mi primera prioridad al ir a la universidad no es para recibir un titulo; voy allí porque soy un soldado de Cristo, para ocuparme de los asuntos del Reino. Y mientras cumplo con la orden dado por mi Señor, también obtengo un titulo que me ayudará hacer mejor su trabajo.

Muchos tienen el privilegio de trabajo en alguna empresa, grande o pequeña, si ese es tu caso, debes preguntarte, por que estoy trabajando aquí, la respuesta debería ser. Dios necesita un soldado en este lugar, para que predique el Evangelio Eterno, con mi testimonio, con mis acciones, exponiendo su palabra. ¿Que sucede mientras predico?, la empresa me da un salario para atender las necesidades mi familia.

Después que escuche la voz de Dios, quede con una gran inquietud, como organizar a mis líderes y al pueblo, ¿por donde comenzar?. Me di cuenta que mis líderes necesitaba información y formación, la mayoría reciben con tanto amor la responsabilidad asigna que hacen lo mejor que saben, por eso los respeto y los admiro. Tenemos una triste realidad, pregunto ¿quién les dio información y formación a estos líderes para desempeñas tan sublime responsabilidad?. Tenía ahora una inquietud, una gran preocupación. Me di cuenta que la gran mayoría de los líderes se han formado solos, o por el modelo del anterior, algunos por iniciativa personal, en el mejor de los casos los llevamos un fin de semana algún lugar donde les impartimos algunas ideas, y creemos que ya están preparados para despeñar un liderazgo efectivo, y para completar el cuadro, cuando ese líder se esforzó responsablemente y da muestra que sabe como llevar su departamento, al siguiente año lo cabíamos y ponemos otros en sus lugar. Así hemos seguido año tras año.

Para tener un liderazgo bien preparado y entrenado tenemos que invertir tiempo y un poco de dinero, las empresas del mundo gastan millones de dólares para preparar y entrenar su personal, por que saben que eso les reportara más ganancias a su empresa. Y la nuestra, es menos importante, no, la empresa llamada iglesia, no es para ganar dinero, tiene la más sublime misión, salvar las almas para el reino de los cielos, por lo tanto debemos darles a nuestros líderes el mejor alimento espiritual e intelectual.

No soy profeta ni hijo de profeta, escritor ni poeta, alabado sea Dios que me dio la fuerza y la inspiración para escribir un libro que lo titule Administradores del Señor” Este libro seminario, ayudo grandemente a darles formación a los lideres y la congregación. . La lecturas y las lecciones de este seminario, con la ayuda de Dios resolvió las situaciones negativas que habían y estaban afectando a estas congregaciones, por estar dirigidas por líderes laicos mal preparado, por falta de formación y información. Una vez que recibieron la información y formación que necesitaban quedaron poseídos por un espíritu de dedicación y consagración. Sobrepasamos el blanco de bautismos ese año, y seguimos creciendo cada año, en calidad y cantidad, los objetivos se sobrepasaron. Los miembros manifestaban más fe y acción. La obra de Dios avanzó en todas las áreas por medio de una administración eficaz que los líderes realizaron.

El libro lo redacte en forma de seminario, trabajamos con las mejores estrategias, cada soldado de Cristo sabía que hacer, como hacerlo y donde hacerlo, y por último, teníamos un mecanismo de evaluación, para saber como estaba trabajando el programa trazado, esto lo llamo organización, y con la unción del Espíritu Santo los resultados en ese distrito fueron maravillosos. En un próximo articulo expondre los resultados obtenidos. Si desea probar estos sencillos conceptos, le aseguro que su ministerio será más exitoso y nos estresante.

¿QUE es lo primero en importancia que tenemos que ORGANIZAR?, eso lo mencionaré en el articulo del mes de Octubre.

Recuerde si tiene preguntas o algún comentario, puede hacerlo a esta dirección: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Última actualización el Lunes 09 de Febrero de 2009 22:46
 
 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack